Entrena teleoperadores con guiones y evita los monólogos

entrena teleoperadores con guiones
entrena teleoperadores con guiones

Antes de que los teleoperadores recojan sus auriculares y dejen que el marcador automático haga su magia, la mayoría de los vendedores habrán llevado a cabo la debida tarea en su lista de prospectos para determinar tanto los verdaderos compradores como los productos o servicios que mejor satisfagan sus necesidades. Pero una vez que se complete el proceso, no los deje ponerse los auriculares todavía. Dedicar suficiente tiempo a la elaboración de un guion efectivo y dar a sus teleoperadores una amplia oportunidad para practicar, refinar y hacer que el guion sea el suyo son pasos cruciales para el éxito y deben hacerse antes de que comiencen las llamadas.

La escritura de guiones, el tiempo de práctica y la entrega verbal del contenido son los componentes clave de los mensajes de marketing táctico en su mejor momento. Las palabras son más importantes durante la etapa de teleprospección que en cualquier otro período del proceso de ventas.

La forma en que los teleoperadores formulan sus preguntas y enfatizan los mensajes clave dentro del contenido puede ser la diferencia entre la captación de un lead escuchar un tono de finalizada la llamada. Pero no caiga en la trampa común de escribir un guion e intentar que todos lo sigan literalmente.

Tenga en cuenta que cuando crea un guion, tiene menos control de lo que piensa sobre lo que finalmente se dice, por lo que debe pasar aún más tiempo pensando en la información que presenta a sus teleoperadores. Sí, tendrá que poner algo bueno frente a ellos, pero debe permitirles que lo hagan suyo. Colóquelo como una guía y asegúrese de que sepan que pueden ajustarlo para que coincida con sus propios estilos de comunicación y la personalidad del lead.

bien las palabras y crea frases ganadoras, persuasivas. Alinea tu actitud, tus gestos y tu voz con el objetivo que persigues. Cada frase, cada palabra, cada gesto, todo cuenta y marca la diferencia. No se trata sólo de lo que dices sino de cómo lo dices. Grábate para estudiarte y mejorar. Así entenderás mejor que una conversación pasa por diferentes fases y te ayudará a identificar en qué fase estás y qué es lo que requiere de ti en ese momento para avanzar.

Un buen guion de ventas debe animar al cliente a dialogar con el teleoperador, mientras mantiene el control de la conversación. Ya se ha demostrado que los monólogos no venden. Pensar que no se necesita guion en las ventas es propio de comerciales inexpertos o de comerciales que se creen que ya lo saben todo, y es tan absurdo como decir que se pueden rodar buenas películas improvisando.

El guion hay que practicarlo mucho y mejorarlo con la experiencia, registrando aquello que funciona bien y aquello que no funciona. Este breve análisis nos ayudará a entender y a mejorar habilidades. Antes de acabar el día cada teleoperador debe escribir un par de ideas sobre qué debe hacer diferente y qué debe poner en práctica al día siguiente. De este modo, podrás iniciar el día confiado en que esta vez todo el equipo lo hará mejor. Debes ser capaz siempre de encontrar áreas de mejora, aunque ya la facturación te vaya bien. La diferencia entre un vendedor medio y un vendedor de éxito es que el segundo tiene una visión clara de su proceso de ventas y sabe lo que le funciona y lo que no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies